aceptar Utilizamos cookies DE TERCEROS para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. 
Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. 
Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí, en la que además encontrarás la forma de configurar tu navegador web para el uso de cookies.
Causas del consumo de aceite en un vehículo

Causas del consumo de aceite en un vehículo

Thursday, Sep 15, 2016 Novedades

Aunque el taller haya puesto la cantidad adecuada de aceite al coche en la última revisión de un vehículo, el usuario debe controlar cada cierto tiempo su nivel y, en ocasiones, tenga que rellenarlo. ¿Cómo puede ser esto? ¿Cuáles son las causas de esa pérdida de aceite?

La respuesta es que el vehículo no sólo consume combustible: también consume aceite. Recordamos que todos los vehículos consumen aceite (sin tener en cuenta las pérdidas por alguna avería). Esto se debe a que el lubricante entra dentro de la cámara de combustión y se quema junto con el combustible, por lo que de vez en cuando es importante revisar su nivel.

De este modo, el consumo de aceite en un coche se debe a dos causas principales: el diseño del motor, que es el que conduce al lubricante dentro de la cámara de combustible, y el propio estilo de conducción.

Respecto a cómo influye el diseño del vehículo en el consumo de aceite, el lubricante se mueve constantemente por la zona situada alrededor de la cámara de combustión, lo que provoca que acabe entrando en ella. De hecho, el diseño del motor obliga a que el aceite tenga que entrar tanto en la zona del pistón (segmentos, gargantas, camisa) como a la zona de válvulas (asiento, eje…).

En función de las holguras que haya entre las piezas, entrará más o menos lubricante. Como hoy en día los motores presentan holguras más pequeñas, consumen menos aceite porque éste roza más con los componentes y tiene más difícil llegar a la cámara de combustión.

En este sentido, se recomienda que "esta es una más de las razones por las que es necesario trabajar con aceites de calidad y adecuados a cada motor, ya que hoy en día se recomiendan aceites con grados SAE más fluidos.

Sean como sean las holguras citadas, cada vez que el pistón llega al punto muerto superior (máxima compresión del motor) accede cierta cantidad de aceite a la cámara de combustión, que se acaba quemando.

Sin embargo, el aceite no desaparece del coche sólo por combustión, también lo hace por evaporación en otras zonas. En concreto, el aceite que lubrica la válvula de escape se ve sometido a las altas temperaturas que provocan los propios gases, lo que produce su degradación o su evaporación.

Este consumo descrito es el inherente al vehículo, que depende de su mismo diseño. Sin embargo, a veces se observa que dos coches iguales consumen distinta cantidad de lubricante. Esto se debe a que estos dos vehículos tienen distintos conductores, con diferentes estilos de conducción.

Con cada expulsión de gases quemados de la cámara de combustión, se produce consumo de aceite en la zona de la válvula de salida de gases. Por ello, cuanto más revolucionado funcione el motor, más veces se producirán esas expulsiones y el vehículo consumirá una mayor cantidad de lubricante.

Leave Your Comment

* Type Code